PRIMER MÉTODO- PASOS A SEGUIR:

1. Decidir el dedo para el que queréis el anillo.

2. Coger un anillo vuestro que os pongáis en ese dedo, intentad que sea un tipo alianza, no un anillo voluminoso o muy ancho.

3. Dibujar la circunferencia interior del anillo, medir qué diámetro tiene y buscar su correspondencia en talla en la siguiente tabla.

SEGUNDO MÉTODO- PASOS A SEGUIR:

* Podéis realizar este método para más seguridad después de hacer el primero o si no tenéis un anillo de referencia.

Este método de la cinta o cordón también sirve para pulseras o colgantes.

1. Decidir el dedo para el que queréis el anillo.

2. Mide la base de tu dedo con una cinta o cordón, teniendo en cuenta el nudillo. Con un rotulador marca el lugar donde se cierra el círculo en tu dedo.

3. Con una regla mide el largo de la cinta hasta donde hiciste la marca.

4. Busca en la tabla anterior el resultado que te dio (será la longitud de la circunferencia) y su correspondencia en talla.

IMPORTANTE: Si tenéis la posibilidad de que os midan bien la talla con herramientas de medición de joyería o podéis acercaros a la tienda, la fiabilidad de la talla será más acertada.